Francisca García-Moreno Nisa, médico en el Hospital Príncipe de Asturias de Alcalá de Henares, se presenta como cabeza de la primera de las 5 candidaturas que optan a presidir el Ilustre Colegio Oficial de Médicos de Madrid (ICOMEM), en una lista en la que hay otros dos profesionales del hospital complutense. 

Como explica García Moreno, el ICOMEM es un colegio profesional que agrupa a un total de 46.000 médicos de la Comunidad de Madrid y su labor es “primero de representación y después, es el organismo que se encarga de supervisar que los médicos realicen su trabajo en unas condiciones lo más razonable posible”. Por ejemplo, explica la doctora “el colegio de médicos es quien controla que los médicos tengan la titulación correcta para ejercer la profesión; es quien realiza las labores de valoración de cuestiones relacionados con el código deontológico de los médicos; y luego también se encarga de la formación y la representación de los médicos ante otros organismos”.

En cuanto a su candidatura, la facultativo de Cirugía General en el HUPA destaca que es “una candidatura profesional“, ya que “todos los médicos que forman parte de este proyecto son médicos que actualmente están realizando su trabajo asistencial o no“. García-Moreno declara, en esta línea que tienen una “perspectiva joven, sin ningún tipo de atadura política ni ideológica y que tiene una visión muy cercana de cuál es la realidad de la profesión en el momento actual”.

En cuanto a su experiencia profesional, la médico del HUPA destaca que afortunadamente” se ha desarrollado en diferentes ámbitos de la profesión. Actualmente es facultativo de Cirugía General en el HUPA, profesora asociada de la facultad de Medicina y cuenta también con una parcela investigadora, al tiempo que es tutora de residentes. Además, a lo largo de su vida profesional y antes de empezar el periodo formativo en Medicina General García-Moreno ha trabajado como médico en botiquines de museos, en piscinas, o como médico de atención telefónica. 

Pese a tener orígenes extremeños, la vinculación  de García-Moreno con Alcalá comenzó cuando realizó aquí sus estudios de Medicina, los que siguió con su tesis doctoral. Y aunque su periodo de formación lo realizó en otro hospital, su primer trabajo como médico especialista fue también en el HUPA. 12 años después ha vuelto “encantada, porque siempre me han tratado fenomenal y es una ciudad a la que quiero mucho”, asegura.

“Vamos a aportar nuestro granito de arena a esta importancia que tiene la ciudad y que esperamos trabajar desde Alcalá para todos los médicos de Madrid, que sería un orgullo.”

Los mandatos electorales son de 4 años en el colegio de médicos, las elecciones se convocaron en marzo y, como todo, se suspendieron y se han retomado en junio y la convocatoria oficial de las elecciones es el 17 de septiembre. Como explica la facultativo del HUPA, “en un principio teníamos organizadas reuniones con diferentes colectivos médicos para dar a conocer nuestro programa y que ellos nos digan cuáles son sus necesidades, todo se ha visto modificado por la situación actual y estamos cambiando nuestro programa y teniendo reuniones todas las semanas con algún colectivo y sobre todo pulsamos las necesidades que ellos tienen”. “Lo que sí sigue activo -ha destacado García-Moreno- es una campaña muy intensa en redes, en nuestra página web que ha tenido muy buena acogida y nos está sirviendo para que todos los profesionales contacten con nosotros“. Para estas elecciones pueden votar todos los médicos colegiados en la Comunidad de Madrid, con un censo de unos 46.000 electores, aunque la participación suele ser muy baja.

Rastreadores, una polémica regulada por la OMS

En lo relativo a los rastreadores, Francisca García-Moreno reconoce que es una figura necesaria, “no es algo que pase en la Comunidad de Madrid – asegura – la propia Organización Mundial de la Salud (OMS) ha dado unas recomendaciones específicas respecto a cuáles son las funciones de esta figura, incluso el número de rastreadores que serían necesarios por población. “Nosotros solo tenemos que sumarnos a la importancia de esta figura – declara la médico complutense – evidentemente consideramos que tiene que ser personal con preparación y con conocimientos, lo ideal sería que fueran médicos en ejercicio de la profesión, tampoco quizás la situación actual lo permita porque la mayoría de los médicos están dedicados a la labor asistencial y bastante ocupados, por cierto”. “La polémica debe ser regulada por la OMS”, concluye.

Alcalá (Hospital, Universidad y Ciudad) siempre ha sido una entidad muy importante dentro de la Comunidad de Madrid históricamente y en la actualidad -afirma Francisca García-Moreno Nisa –Nosotros vamos a aportar nuestro granito de arena a esta importancia que tiene la ciudad y que esperamos trabajar desde Alcalá para todos los médicos de Madrid, que sería un orgullo”.

Fuente